Gato negro

Según las creencias populares, el gato negro trae mal presagio, por lo que cruzar un gato negro en la calle trae mala suerte. Pero en diferentes culturas, el gato negro también puede traer suerte.

En la antigua Persia, el gato negro era considerado un espíritu amistoso, antiguo y sabio, que tenía la misión de acompañar a otro espíritu durante su paso por la tierra. Por lo tanto, dañar a un gato negro en Persia es dañarse a sí mismo. Sin embargo, según las creencias persas, cuando un gato negro entra en una habitación, es necesario saludarlo.

Según la tradición musulmana, un gato completamente negro tiene poderes mágicos. Su sangre se utiliza para escribir hechizos, mientras que comerse la carne de un gato negro es una forma de deshacerse de este tipo de magia.

Halloween

El gato negro está muy asociado con Halloween. Eso es porque, según la leyenda, las brujas se convierten en gatos negros.

Lea los símbolos de Halloween.

Así que esos gatos son uno de los símbolos de la brujería. Se tiene noticia de la aparición de gatos negros en lugares habitados por brujas y donde se realizaban rituales de brujería, desde el siglo XI. Curiosamente, durante la Edad Media, los gatos negros fueron incluidos en la lista de la inquisición, acusados de ser herejes.

El gato negro también es concebido por algunas tradiciones como un servidor del infierno. Es el compañero del guardián del cielo, a quien ayuda a arrojar almas pecadoras a las aguas del infierno.

Léelo también:

  • Gato
  • Color Negro
  • Símbolos de brujería

Deja un comentario